¡¡¡¡INFORMATE!!!!

ABIERTA CONVOCATORIA NUEVO CURSO 2017-2018
Qué es

Artículos de interés:
Psicoterapia Gestalt y Movimiento Armónico.
Un camino para descubrirse, crecer y madurar en libertad.

La Psicoterapia Gestalt fue descubierta por Fritz Perls en la década de los 70. Pertenece a las escuelas humanistas de psicoterapia. Es vivencial, incluye el cuerpo, las emociones y los pensamientos. Tiene como objetivo llegar al autoapoyo, es decir, al apoyo en sí mismo, desarrollando su propio potencial y valorando y reconociendo sus cualidades. Cada persona se responsabiliza de tomar sus propias decisiones y acciones, de responder con habilidad a las propuestas de la vida en cada día para elegir, decidir y actuar de modo congruente.

Aquí y ahora / Experimentar / Darse Cuenta

En el proceso de Psicoterapia Gestalt la persona va desde el apoyo externo, en que depende de los demás para que la aprueben y la valoren, hacia el autoapoyo en que se valora y aprueba la persona misma y se relaciona con los demás, en vínculos de igualdad, responsabilidad y libertad.

¿Qué significa la palabra Gestalt? La palabra Gestalt es de origen alemán y se refiere a los fenómenos de percepción de figura-fondo y estructura.

Por ejemplo, en un cuadro (estructura) percibimos la figura que sobresale del fondo. Continuamente, percibimos figuras que captan nuestra atención sobre un fondo que permanece más indefinido.

La percepción es motivacional; lo que vemos como figuras está relacionado a nuestras necesidades, vivencias, intereses, recuerdos, etc… que modelan nuestra percepción y la búsqueda de esas figuras.

Percibimos una sola figura por vez y las figuras cambian continuamente.

Tomando como base este fenómeno perceptivo, Fritz Perls da el nombre a la psicoterapia gestalt ya que considera que la persona tiene una sola necesidad por vez como figura y que, si la satisface, pasa al fondo.

Las necesidades físicas como respirar, latidos cardiacos, transporte de la sangre a todo el organismo, etc., están reguladas por el sistema nervioso autónomo y funcionan como fondo. Si hay una dificultad y se produce un desequilibrio, se hacen figura y reclaman nuestra atención para reequilibrarse.

Otras como sed, hambre se hacen figura con señales y cuando las saciamos pasan al fondo.

El organismo tiende a la autorregulación (homeostasis) y utiliza un sistema de señales y feed- back para autorregularse.

En el aspecto psicoemocional, por ejemplo, una rabia por algo que se considera injusto se hace figura y necesita expresarse. A veces la persona no puede expresarla por miedo a las represalias y la guarda en el fondo. Es lo que se llama una situación inconclusa. Está en el fondo pero tiende a salir para completarse y expresarse. Si son muchas las situaciones inconclusas guardadas en la historia de la persona; el potencial energético vital es menor ya que una parte importante está bloqueado en guardar esas situaciones inconclusas que tienden a hacerse figura y expresarse.

El proceso de terapia gestalt lleva a que esas situaciones se expresen una a una en el presente- se usan cojines o una silla para el cambio de lugares- y la persona completa la expresión y elabora el sentido del contenido guardado en esas situaciones inconclusas. Recupera el potencial energético guardado y la vitalidad y alegría.

Entre las situaciones inconclusas más comunes están las que guardaron rabia, miedo, ternura. El/la niñ@ no pudo expresar a los mayores (padres-abuelos-maestros) lo que sentía y lo guardó.

Para agradar y conseguir cariño y aprobación, cuando fuimos niños, intentamos bloquear aquellas emociones que no eran aceptadas y adaptar nuestra personalidad a las exigencias del ambiente. Eso hizo que algunos fueran “buenos”, “obedientes”, otros “fuertes”, “hiperactivos”, “listos”, “tontos”, “rápidos”, “lentos”, etc.

Esas emociones guardadas tienden a expresarse y aparecen ante cualquier circunstancia que las reactive (escenas, comentarios, sueños, etc.)

La vida fluye en forma de gestalts y la tendencia natural es a cerrarse y completarse; a ese continuo lo llamamos ciclo de satisfacción de las necesidades.

Surge una necesidad que se hace figura y si la persona se da cuenta cada vez de lo que necesita y de cómo satisfacerlo recupera su estar en presente y su vitalidad, salud, alegría. Comienza a estar más atenta a sí misma, a lo que siente y necesita, que a las exigencias del medio ambiente para recibir aprobación y valoración desde afuera.

Así Fritz Perls describe que la salud depende de ese continuo abrir y cerrar gestalts y que la neurosis es una detención del crecimiento debido al bloqueo en el cierre de las gestalts.